Diamante, una ciudad frente al río

Diamante se alza sobre barrancas blancas que miran al río Paraná, la ciudad blanca que derrocha virtudes venidas de un río imponente y tierras en alturas.

La ciudad alberga historia en sus edificios aún conservados, como es la Iglesia que data del 9 de junio de 1850 construida por decisión de Justo José de Urquiza en 1884. El edificio con un amplio campanario con tres arcos de medio punto y campanas de bronce que sonaron también en la Batalla de Caseros.
Otro sitio con larga historia es Punta Gorda, un paraje ubicado a orillas del Paraná declarado Lugar Histórico Nacional, pues acontecieron muchos hechos importantes de la provincia, ya que por allí pasaron el ejército grande y sus soldados que cruzaron a nado el río, también desde allí partió el General Ramírez, el General Lavalle y hasta el mismísimo Urquiza se pronunció en un grito hacia su pueblo.

Como toda ciudad mirando al río, consta con miradores ubicados sobre las barrancas de la costanera de la ciudad desde donde se visualizan los mejores panoramas y postales y el rosario de islas.

Diamante es además famosa por su pesca, por los paseos en lancha sorteando la infinidad de islas, los zafaris fotográficos y sobre todo por su gran parque Del Pre Delta.

Este Parque Nacional está ubicado a tan solo 6 km de la ciudad y abarca unas 2500 ha dedicadas a la preservación de un ecosistema especial donde habitan variedad y cantidad de especies autóctonas. Naturaleza pura para explorar y aprender a respetar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *