El invierno y el frío, un pretexto para degustar sabores entrerrianos

Nuestra provincia, por historia y lo que se hereda de ella, cuenta con platos típicos que combinan sabores provenientes de diversas culturas.

Una provincia rodeada de ríos provee en cantidad pescados, presas como el surubí, el pacú y el dorado, se preparan a la parrilla, en empanadas fritas o preparando el clásico chupín.

Otra costumbre de los panza verdes, es la toma de mate como infusión que a cualquier hora del día se comparte con la familia o un compañero al paso.

Por otra parte, sobre la costa del Uruguay, las plantaciones de cítricos promueven la realización de recetas de tortas con naranjas, limones, mandarinas, todos estos citrus provenientes de ciudades como Chajarí y Concordia.

Otra región conformada por las ciudades de Colón, San José, Ubajay y Villa Elisa, han organizado un circuito denominado Huellas de sabores, que ofrecen quesos de cabra, dulce de leche casero, chivitos, picadas que incluyen la nuez pecan, productos como el licor, vinos y cerveza artesanal, basados en el fruto de la palmera yatay. Exquisiteces que tiendan desde el comensal más chico al más grande.

También cuenta con sitios de interés, como la Abadía del Niño Dios, que ofrecen productos naturales, en este caso realizados a base de miel de abejas, como caramelos (con propiedades curativas) de propóleos, jalea real, licor monacal (dulce, seco y centenario). Todos ellos elaborados por los propios monjes.

Una curiosidad es el alfajor artesanal de arroz, producido con harina de arroz, oriundo de la ciudad de San Salvador, cuna nacional del arroz.

A toda esta oferta hay que sumarle lo que se denomina gastronomía criolla que incluye el tradicional y codiciado asado, con su versión con cuero o a la estaca. Las toras asadas (hechas en la parrilla), las empanadas y los salames caseros.

Y como si esto fuera poco platos de procedencia europea, árabe, judía, propias de los inmigrantes que llegaron a estas tierras, se combinaron y fusionaron con sabores y productos de la naturaleza de la región y armonizaron una gran variedad de sabores dignos de degustar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *