Gualeguaychú sigue siendo sede del Carnaval del país.

Las cifras lo corroboran, la ciudad de Gualeguaychú supo hacerse referente indiscutible de un show de primer nivel que lo vuelve líder indiscutido de la fiesta carnavalesca. Más de una decena de carrozas imponentes y con tecnología de primera, más de mil bailarines por noche con trajes suntuosos, producidos, inéditos, y un espacio ideal como es su corsódromo con capacidad para unas 40 mil personas sentadas, garantizan un espectáculo sin igual.

Cada año se dan cita en el lugar comparsas que buscan coronarse en el primer puesto. Disputan ser reconocidas por sus vestuarios, coreografía y también por el despliegue de sus carrozas. En el caso de este año participan Ará Yeví (ganadora en 2017), Papelitos y O’Bahía.

La música que reina es comparable a la de las murgas uruguayas, que agitan al baile a un público exigente que aplaude y canta desde las cómodas tribunas. Brillo, color, plumas y lentejuelas, mezcla de música y calor, un cóctel ideal para liberar los cuerpos y entregarse al baile y la diversión.

El show comenzó en el mes de enero y se edita cada sábado hasta el 24 de febrero  inclusive, incluyendo las fechas de calendario propias del carnaval.